Aplicaciones web: pasado, presente y futuro

Se nos hace difícil imaginarnos que sería de nuestra vida si no tuviésemos a las aplicaciones web en nuestros dispositivos inteligentes, ya que aportan múltiples ventajas a quienes las usamos.

Y es que sin duda son aliados fieles para la simplificación de las tareas, por lo que dueños de empresas han visto como las web-apps son un recurso que les permite vender bienes y servicios de una manera eficaz.

Este tipo de aplicaciones ha cobrado muchísima relevancia, y para entender el fenómeno de su éxito debemos mirar al pasado por un momento y tener un análisis objetivo sobre la búsqueda de la simplificación de las operaciones a través de la web.

Una mirada al pasado de las aplicaciones web

Las primeras páginas web nacerían a comienzos de los 90, y aunque muchas de ellas hoy no existen, marcaron el camino para que las empresas disfrutasen de páginas amigables con el público actual.

Sin embargo hacía falta dar un paso más allá, para que los usuarios pudiesen acceder fácilmente a servicios web sin que tuviesen que conectarse necesariamente a un ordenador, lo que originó la creación de los teléfonos inteligentes.

Si, al comienzo había que visitar las páginas a través de los navegadores de los teléfonos móviles, y esto a su vez ocasionaba un mayor gasto en los datos de internet así como de la batería del teléfono.

Por ello se ideó un nuevo concepto, y este no es más que el de las aplicaciones web, las cuales han tenido éxito, pues muchas personas siguen descargando aplicaciones sin mayores inconvenientes.

Curiosidades de las aplicaciones web

Se trata de elementos muy útiles que benefician tanto a usuarios como a proveedores (no diseñadores) de estas aplicaciones, siempre y cuando la interfaz de la aplicación sea intuitiva y amigable con el usuario.

Sus costos son muy bajos o nulos, lo que permite a los usuarios descargarlas fácilmente, y que los proveedores de las apps obtengan beneficios a largo plazo por parte de los consumidores.

Casi todas las empresas disponen de aplicaciones web, desde cadenas de comida hasta redes de cerrajeros, pues conocen que son numerosos los usuarios que acceden a sus tiendas virtuales.

Son soportadas por muchas plataformas, entre las que podemos mencionar la Apple Store (iOS), Play Store (Android), y muchas otras.

El futuro de las aplicaciones web

Las aplicaciones web se van optimizando en función de cómo lo hagan los sistemas operativos reinantes de los gadgets, y de las necesidades de los usuarios, pues la satisfacción de éstos debe encontrarse garantizada.

Si hay algo que debe perseguirse es la calidad de las aplicaciones web, la cual se alcanza cuando los inconvenientes que puedan presentar dichas aplicaciones son mínimos.

Aún estamos por ver lo mejor de las tecnologías móviles, y aunque no lo creamos, los creadores de aplicaciones web se preocupan por perseguir la excelencia. Y sí que lo evidenciamos con cada innovación.

El futuro de las aplicaciones web es prometedor, sino que desconocemos qué forma puedan tomar de aquí a algunos años. Hasta hace 10 años ni soñábamos con teléfonos inteligentes, solo imaginemos que una cantidad de tiempo similar transcurra.