Audífonos traductores

Comunicarse cada vez es más fácil, las barreras de aprender un idioma para poder hablar fluidamente con otros que no tienen tu misma lengua, alrededor del mundo ya no existen. Ahora la tecnología pone a nuestra disposición una aplicación que traduce de manera inmediata, enviando la frase traducida a los auriculares del oyente. Ahora las academias de idiomas podrán reflejar una disminución en los alumnos más asiduos a la tecnología.

Aunque el conocimiento propio hablar varios idiomas, tiene un valor más grande, que tener un dispositivo electrónico, ¿Cuántos jóvenes a los que se les dificulta aprenderlos estarán dispuestos a saltarse el curso para adquirir uno de estos novedosos traductores virtuales? El tiempo para realizar el conocimiento de los idiomas, la dificultad que presume algunos lenguajes para ser digeridos, hace que el traductor sea mucho más atractivo. Una vez acostumbrados al uso del traductor, en ausencia del dispositivo, quedarías incomunicado.

Una vez más la tecnología nos aumenta la calidad de vida pero al mismo tiempo nos tiende una trampa sin darnos cuenta, nos hace desearlas hasta el límite de no querer prescindir mas de ella. ¿Qué sucede cuando la conexión se acaba?, esto es lo que realmente me preocupa ante tanta dependencia tecnológica. La tecnología aplicada a la seguridad representa otra vulnerabilidad, una cerradura cambia de villano, dejando a los más habilidosos propios de cerrajeros para cruzar a otro plano virtual que se sobrepone al uso de una ganzua para burlar a los nuevos cerrajeros electrónicos.

Pilot es el nombre del dispositivo que interactúa con una aplicación, según el paquete de idiomas que adquieras podrá adaptarse al dispositivo en tiempo real. Aunque se enfoca la atención a los audífonos, es realmente la aplicación la que hace el tráfico de lo que se habla y a quien lo envía, nada nuevo porque hemos visto que en conferencias, seguro que en esas reuniones donde acuden los jefes de estado de cada país, se observa el apuntador que tienen algunos, donde reciben la traducción, me imagino que de un traductor humano.

Ahora esta vendrá de un robot, o como consecuencias de un programa que realice la conversión debida transformada en voz, ahora todo dependerá de la buena dicción de que habla, además del alcance palabras de la base de datos de idioma de la organización y que tan eficiente sea para traducir.

Es seguro que se tengan que hacer ciertos ajustes o actualizaciones para que logren darle al público lo que esperan, pinta convertirse en una herramienta muy buena, aunque lamento que las personas prefieran comprar un aparato que escuche o hable por ellos cualquier idioma, que tener que invertir en cursos, tanto dinero y tiempo, para que en algunos casos no se obtenga resultados esperados.

Un grano más de tecnología, para la era social, estar más conectados, debería significar más comunicados, sin dudas que lo que se dice es lo correcto o que se pronuncian las palabras adecuadamente. Aun no es comercial sino a finales del año 2017, pero se avista el éxito que tendrá esta herramienta de comunicación.